Aceite de coco

aceite de coco

Aceite de coco

El aceite de coco es uno de los ingredientes más versátiles. Desde la antigüedad este aceite se ha venido usando con fines alimentarios y terapéuticos gracias a sus beneficios para la salud. Hoy en Organic 360 te explicamos por qué el aceite de coco se está volviendo un must en los armarios de cualquier hogar.

Blanco y sólido a temperatura ambiente, proviene de la carne de cocos maduros cosechados de la palmera de coco. Se oxida más lentamente que otros aceites y las altas temperaturas a las que es sometido durante la fritura no lo dañan tanto químicamente como a otros aceites, incluido el de oliva.

Entre los beneficios del aceite de coco se encuentran el regular el metabolismo y el peso cuando se quiere adelgazar o el reforzar el sistema inmunológico. Además, es utilizado como un producto natural para la belleza, el cuidado de la piel y el cabello.

La grasa es una parte esencial de una dieta saludable y equilibrada: es una fuente de ácidos grasos esenciales y ayuda al cuerpo a absorber vitaminas liposolubles como A, D, E y K.  El aceite de coco es una de las mejores fuentes de ácidos grasos saludables para el corazón, y la mayor diferencia con otro tipo de aceites es la alta proporción de un tipo de grasa llamada ácido láurico, que mejora el sistema inmunológico gracias a sus efectos antivirales y antibacterianos. Estos ácidos también estimulan el metabolismo, y algunas investigaciones sugieren que pueden ayudar a perder peso.

Otro componente que posee el aceite de coco son los ácidos fenólicos antioxidantes, que nos protegen ante los radicales libres y enfermedades cardiovasculares.

Tips

En la cocina es uno de los aceites más saludables para freír y puede convertir en sabroso hasta al más aburrido de los ingredientes.  Confiere una deliciosa autenticidad a una gran cantidad de platos asiáticos, pero su uso no tiene por qué restringirse a las recetas orientales: es fantástico, por ejemplo, para freír pescado o para saltear cebollas.

Puedes utilizarlo como cualquier otro aceite o manteca: en la elaboración de postres, para aliñar ensaladas, elaborar salsas, hacer sofritos…

Puede aplicarse por vía tópica y, como tal, puedes utilizarlo como desmaquillador, protector labial o acondicionador para el cabello.

Además, se ha demostrado que alivia algunas afecciones complejas de la piel como el eccema o la psoriasis. Para notar su efecto, simplemente aplícalo como cualquier otro aceite, mediante un masaje.

Para el cabello, puedes aplicar un poco de aceite de coco en la palma de la mano, frotar las dos manos para calentarlo un poco y aplicarlo directamente sobre el cabello.

Aunque el aceite de coco no es un producto precisamente barato, es muy aprovechable y se mantiene fresco durante mucho tiempo, por lo que te recomendamos comprar un bote grande en una tienda Eco.

Valores Nutricionales (por 100 gramos)

  • Calorías 862 (43% de la Cantidad Diaria Recomendada)
  • Proteínas 0 g (0% de la CDR)
  • Hidratos de carbono 0 g (0% de la CDR)
  • Grasas 100 g (154% de la CDR)
  • Colesterol 0 mg
  • Fibra 0 g (0% de la CDR)