Ajo

ajo

Ajo

El ajo es una raíz formada por 12 o 15 bulbillos o dientes de ajo envueltos en capas finas, y a este conjunto se le conoce como cabeza de ajo. Además de conferir a los platos un delicioso y peculiar —por fuerte— sabor, tiene muchos efectos beneficiosos para la salud, bien conocidos desde tiempos primitivos.

Podemos encontrar 3 tipos de ajos en función del color de su cubierta: ajo rosado o morado, que no se conserva también como el ajo blanco; ajo blanco o común, de tamaño más grande que el morado y buena conservación; y ajete o ajo tierno, empleado sobre todo para cocinar tortillas y revueltos.

Los ajos están formados principalmente por agua e hidratos de carbono. En cuanto a vitaminas, destaca su contenido en vitamina C y algunas del tipo B, como B1 y B3. Los minerales más destacados son potasio, calcio, fósforo y magnesio.

En cualquier caso, al ser tan reducida la cantidad de ajo que se ingiere, el aporte de nutrientes a través de su consumo en insignificante. La mayoría de sus efectos positivos son gracias a la alicina, un compuesto del azufre que se forma cuando un diente de ajo se pica, se machaca o se mastica.

Tomar ajo aumenta la función del sistema inmunitario e ingerir suplementos de ajo puede incluso reducir el número y la duración de resfriados y la reincidencia de la gripe. Algunos estudios también han descubierto que el ajo ayuda a reducir la presión arterial en pacientes con hipertensión.

Gracias a sus cualidades antivirales y antifúngicas, el ajo se puede utilizar para mejorar las infecciones vaginales y el aceite de ajo se puede aplicar a la piel o a las uñas para tratar las infecciones por hongos.

ajo
Propiedades y Beneficios

  • Es conocido por su acción fluidificante de la sangre debido a un compuesto que posee, la adenosina.
  • Su acción antinflamatoria puede ser de gran beneficio tanto en inflamaciones agudas como las asociadas a patologías crónicas.
  • Es un aliado de nuestra circulación sanguínea.
  • Mejora el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
  • Es un buen remedio natural para dolencias respiratorias como el asma o la bronquitis.
  • Puede contribuir muy beneficiosamente en la mejora de infecciones localizadas como en casos de resfriado y gripe, rinitis y sinusitis, laringitis, urinarias, de piel, de estómago, de boca, etc. El ajo es uno de los mejores antibióticos naturales que podemos utilizar.
  • Otro de sus grandes beneficios es su acción analgésica, es decir, su capacidad para reducir o aliviar el dolor.
  • Puede ser eficaz para prevenir o mejorar hemorroides y venas varicosas y varices.

Valores Nutricionales (por 100 gramo de ajo crudo)

  • Calorías 149 (7% de la Cantidad Diaria Recomendada)
  • Proteínas 6.4 g (13% de la CDR)
  • Hidratos de carbono 33.1 g (13% de la CDR)
  • Grasas 0.5 g (1% de la CDR)
  • Colesterol 0 mg
  • Fibra 2.1 g (8% de la CDR)
  • Vitamina A 9 IU (0% de la CDR)
  • Vitamina C 31.2 mg (52% de la CDR)
  • Vitamina E 0.1 mg (0% de la CDR)
  • Vitamina K 1.7 mcg (2% de la CDR)
  • Tiamina 0.2 mg (13% de la CDR)
  • Riboflavina 0.1 mg (6% de la CDR)
  • Niacina 0.7 mg (4% de la CDR)
  • Vitamina B6 1.2 mg (62% de la CDR)
  • Folato 3 mcg (1% de la CDR)
  • Ácido pantoténico 0.6 mg (6% de la CDR)
  • Calcio 181 mg (18% de la CDR)
  • Hierro 1.7 mg (9% de la CDR)
  • Magnesio 25 mg (6% de la CDR)
  • Fósforo 153 mg (15% de la CDR)
  • Potasio 401 mg (11% de la CDR)
  • Sodio 17 mg (1% de la CDR)
  • Zinc 1.2 mg (8% de la CDR)
  • Cobre 0.3 mg (15% de la CDR)
  • Manganeso 1.7 mg (84% de la CDR)
  • Selenio 14.2 mcg (20% de la CDR)