Huevo

huevos huevo eggs egg bio organic eco

Huevo

Hace unas semanas te hablábamos en este blog sobre las diferencias entre huevos ecológicos, camperos y de gallinas enjauladas y te explicábamos las ventajas de comprar huevos del 0 (eco) y por qué en nuestras cocinas solo utilizamos estos. Recientemente, hemos conocido que Francia ha decidido dar la espalda a los huevos de gallinas criadas en jaulas. Las grandes cadenas de distribución de nuestro país vecino dejarán de venderlos de aquí al año 2020, sumándose a otros países como Bélgica, Países Bajos o Alemania, cuyos supermercados ya prescinden de huevos que vienen de gallinas estabuladas. Hoy, profundizamos en el huevo.

El huevo de la gallina es uno de los ingredientes más universales y de los que admiten más tipos de preparación en la cocina. Su consumo fue insignificante hasta el siglo V a. C., cuando los griegos y romanos comenzaron la domesticación de la gallina. En esta época empezó a convertirse en un ingrediente indispensable en la cocina.

Además, ahora conocemos que son muchos los beneficios nutricionales que hacen del huevo un alimento redondo. Tanto la clara como la yema contienen una parte sustancial de proteínas de alto valor biológico. La yema, por su parte, es rica en grasas, pero de buena calidad: el contenido conjunto de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados supera ampliamente al de grasa saturada y su aporte de ácido oleico, linoleico y omega 3 tiene un gran interés por sus efectos beneficios en la salud.

El huevo ha sido un alimento tradicionalmente denostado por su alto contenido en colesterol (424 mg por cada 100 gramos de huevo hervido). Sin embargo, recomendaciones nutricionales recientes indican que comer hasta un huevo por día no supone factor de riesgo alguno en personas sanas y con una dieta equilibrada. Y es que, aunque el colesterol esté ahí, no se asimila tanto como se creía y la subida del mismo depende mucho de la dieta de la persona.

La forma de cocinar el huevo influye mucho en sus propiedades nutricionales. Nosotros te presentamos el análisis de los valores por 100 gramos de huevo duro hervido, pero frito aporta más calorías y grasa. Y la yema es más calórica que la clara, por lo que 100 gramos de yema tienen más calorías que 100 gramos de huevo. Cabe resaltar que su cantidad de calorías no es alta, ya que aproximadamente un 66% del mismo es agua.

Tips

  • Es aconsejable que guardemos los huevos en la nevera para evitar cambios bruscos de temperatura que faciliten el crecimiento de hongos en la cáscara. El huevo es uno de los alimentos más sensibles a la contaminación y multiplicación de bacterias. La porosidad de su cáscara haría que la condensación de agua que se produce en su superficie con los cambios de temperatura pasase a al interior del huevo. En cualquier caso, no debemos almacenarlos en la puerta (un sitio más proclive a estos cambios) si no, siempre dentro de su estuche, en la parte principal del frigorífico.
  • No es recomendable que los lavemos, ya que, como ya hemos dicho, la cáscara ofrece una protección natural frente a la contaminación que puede perderse al sumergirlo bajo el grifo.
  • En recetas que pidan separar la clara de la yema, es mejor que no lo hagamos usando como utensilio la propia cáscara.
  • Podemos utilizarlos de muchas maneras: pasados por agua, duros, escalfados, fritos, a la plancha, en tortilla, revueltos, encurtidos…
  • Para que un huevo cocido quede en el punto óptimo, tenemos que introducirlo en el agua cuando esta esté hirviendo. Si no, se irá cocinando a la vez que se calienta el agua y quedará demasiado hecho.

huevo
Propiedades y Beneficios

  • Contiene proteínas completas y de gran valor. Un huevo (de 50 gramos) aporta el 13% de la cantidad diaria recomendada de proteínas.
  • Tiene un excelente aporte de selenio, vitamina B12, riboflavina, fósforo, vitamina D , folato, vitamina A, hierro, vitamina B6, zinc y vitamina E.

Ideal para...

  • Tomar proteínas, especialmente en el caso de personas ovolactovegetarianas.
  • Ingerir vitamina D y zinc, nutrientes esenciales en la fertilidad femenina y masculina.

Valores Nutricionales (por 100 gramos de huevo duro)

  • Calorías 155 (8% de la Cantidad Diaria Recomendada)
  • Proteínas 12.6 g (25% de la CDR)
  • Hidratos de carbono 1.1 g (0% de la CDR)
  • Grasas 10.6 g (16% de la CDR)
  • Colesterol 424 mg (141% de la CDR)
  • Fibra 0 g
  • Vitamina A 586 IU (12% de la CDR)
  • Vitamina E 1 mg (5% de la CDR)
  • Vitamina K 0.3 mcg (0% de la CDR)
  • Tiamina 0.1 mg (4% de la CDR)
  • Riboflavina 0.5 mg (30% de la CDR)
  • Niacina 0.1 mg (0% de la CDR)
  • Vitamina B6 0.1 mg (6% de la CDR)
  • Folato 44 mcg (11% de la CDR)
  • Vitamina B12 1.1 mcg (19% de la CDR)
  • Vitamina B5 1.4 mg (14% de la CDR)
  • Calcio 50 mg (5% de la CDR)
  • Hierro 1.2 mg (7% de la CDR)
  • Magnesio 10 mg (2% de la CDR)
  • Fósforo 172 mg (17% de la CDR)
  • Potasio 126 mg (4% de la CDR)
  • Sodio 124 mg (5% de la CDR)
  • Zinc 1.1 mg (7% de la CDR)
  • Selenio 30.8 mcg (44% de la CDR)

Fuentes:
Pryde, Moira Mcallister, and William Bernard Kannel. «Efficacy of Dietary Behavior Modification for Preserving Cardiovascular Health and Longevity.» Cardiology Research and Practice 2011 (2011): 1-8. Print.
Reus, Montse. «El Huevo.» Soy Como Como. Soycomocomo, 14 Dec. 2015. Web.