Miel

miel

Miel

La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas para alimentar a sus larvas y asegurarse la subsistencia durante el invierno. Las obreras ingieren el néctar u otros jugos dulces de las flores, a los que añaden sustancias propias de su organismo (enzimas) y se transforman en miel en sacos especiales situados en su esófago. A continuación, se almacena y madura en panales dentro de sus colmenas.

La miel es una sustancia de consumo diario para muchos personas pero, al tratarse de un alimento muy concentrado, no conviene sobrepasar la dosis de 50 gramos diarios. Además, debe tomarse poco a poco para evitar molestias digestivas, debido a la mala absorción de parte de la fructosa que contiene. La principal característica de la miel es su elevado contenido en fructosa, que se convierte en glucógeno en el hígado, proceso que no requiere insulina.

Sin embargo, por su contenido alto en glucosa, la miel debe considerarse aún como alimento que debe controlarse en personas con diabetes. En cualquier caso, nunca des miel a bebés de 12 meses: las esporas que se encuentran en la miel les pueden causar botulismo.

¿Por qué debes tomarla Eco?

Si bien la miel es siempre fabricada de manera natural por las abejas, no siempre es Ecológica. Para que así sea certificada, debe cumplir con unos requisitos, como que las colmenas tienen que estar rodeadas de cultivos de agricultura Ecológica o de vegetación silvestre. Si hubiera otro tipo de agricultura alrededor de las colmenas, tendría que hacerse bajo unas condiciones concretas que eviten el paso de pesticidas a la miel. Además, el uso de ahuyentadores químicos para la recolección no está permitido y la recogida de paneles está totalmente prohibida cuando haya crías.

miel abejas pleneat eco organic
Propiedades y Beneficios

  • Anticáncer. Según un estudio publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, los compuestos llamados polifenoles que se encuentran en la miel evitan la proliferación de varios tipos de células cancerígenas.
  • Corazón más sano. Esos mismos polifenoles también ayudan a combatir las enfermedades del corazón.
  • Una bendición para el azúcar en sangre. En el primer Simposio sobre Miel y Salud Humana, David Bear, un investigador de la USDA, explicó que la miel podría mejorar el control del azúcar en sangre y la sensibilidad a la insulina, ayudando a estabilizar los sistemas de los diabéticos.
  • Un mejor sueño. El cerebro humano funciona con glucógeno, que produce el hígado. Para producirlo, el hígado necesita fructosa y glucosa, además de algunos minerales y vitaminas. Si tomas 1 o 2 cucharaditas de miel —que contienen todo lo anterior— antes de ir a la cama, ayudarás a proporcionar suficiente combustible para el cerebro durante de 7 horas y media a 8 de sueño reparador.
  • Efecto antibiótico. La miel contiene ácido y peróxido de hidrógeno y es higroscópica, lo que significa que absorbe la humedad. Hasta el auge de los antibióticos en la década de los 40, la miel era el vendaje estándar para heridas y quemaduras. A diferencia de las cremas antibióticas, la miel no daña las células sanas, sino que las nutre, acelerando la curación.

Valores Nutricionales (por 100 gramos)

  • Calorías 304 (15% de la Cantidad Diaria Recomendada)
  • Proteínas 0.3 g (1% de la CDR)
  • Hidratos de carbono 82.4 g (27% de la CDR)
  • Grasas 0 g (0% de la CDR)
  • Colesterol 0 mg
  • Fibra 0.2 g (1% de la CDR)
  • Vitamina C 0.5 mg (1% de la CDR)
  • Niacina 0.1 mg (1% de la CDR)
  • Vitamina B6 0.3 mg (13% de la CDR)
  • Folato 2 mcg (0% de la CDR)
  • Ácido pantoténico 0.1 mg (1% de la CDR)
  • Colina 2.2 mg
  • Betaína 1.7 mg
  • Calcio 6 mg (1% de la CDR)
  • Hierro 0.4 mg (2% de la CDR)
  • Magnesio 2 mg (0% de la CDR)
  • Fósforo 4 mg (0% de la CDR)
  • Potasio 52 mg (1% de la CDR)
  • Sodio 4 mg (0% de la CDR)
  • Zinc 0.2 mg (1% de la CDR)
  • Cobre 0.0 mg (2% de la CDR)
  • Manganeso 0.1 mg (4% de la CDR)
  • Selenio 0.8 mcg (1% de la CDR)