Productos de temporada: enero

productos de temporada enero pleneat

Productos de temporada: enero

Cada mes en Organic 360 te vamos a hablar de los productos de temporada. Seguro que has oído hablar de la importancia de consumir frutas y verduras de temporada, pero puede que te hayas preguntado dónde está el beneficio de comer lo que toca. Aquí te exponemos algunas de las razones:

  • Es más barato. Cuando hay más abundancia de un producto, como ocurre con las naranjas y las mandarinas en invierno, el precio de ese producto baja. En cambio, si compramos frutas y verduras que no están en temporada, es bastante probable que vengan de otros territorios, lo cual encarece el precio.
  • Es más sano. Los alimentos de temporada suelen crecer naturalmente sin ayudas artificiales como pesticidas y modificaciones genéticas. Asimismo, la comida de temporada se produce cerca de tu casa, lo que reduce la huella de carbono, de la que hablaremos dentro de poco en Organic 360.
  • Impulsamos la economía local. Siempre será mejor para la economía de tu territorio comprar frutas y verduras de temporada, cultivadas y recolectadas cerca de tu casa, lo que hace que se refuerce una agricultura más sostenible.
  • La naturaleza es sabia. El ciclo de la naturaleza está diseñado para ayudar a nuestra salud. En invierno, nos provee de cítricos, llenos de vitamina C, de vital importancia para prevenir resfriados y gripes. En verano, el calor hace que necesitemos estar más hidratados, y para ello tenemos a mano sandías, melones, fresas…

Si además tratas de escoger fruta y verdura de agricultura ecológica también te aseguras de que sean alimentos sin productos de síntesis química y sujetos a la normativa europea.

Hoy comenzamos con algunos de los productos propios de este mes de enero.

  • Kiwi. La temporada de esta deliciosa fruta va de octubre a marzo. Aunque muchos lo comen únicamente por su famosa ayuda al tránsito, gracias a su sabor agridulce combina a la perfección en todo tipo de ensaladas y como guarnición en platos principales. Conservados en la nevera, pueden durar varias semanas.
  • Guisantes. La temporada de esta legumbre comienza bien entrado octubre y finaliza en abril. Lo mejor es cocinarlos al vapor para que no pierdan sus propiedades nutritivas.
  • Coles de Bruselas. Pertenecientes a la familia de las crucíferas y caracterizadas por su pequeño tamaño, su temporada es el otoño y el invierno. Deben su nombre a que se empezaron a cultivar en áreas cercanas a la capital belga, hace más de un siglo.
  • Peras. Es mejor comer esta jugosa fruta lavada y con piel, ya que, como ocurre con otras frutas, gran parte de sus propiedades nutricionales se encuentran entre la piel y la carne.
Etiquetas: