8 razones para pasarse a una dieta Eco

dieta eco

8 razones para pasarse a una dieta Eco

De pequeños, muchas veces, aún sin reparar en ello, oímos que somos lo que comemos. Después, de mayores, la preocupación por cuidar nuestra alimentación surge, ya sea por elección propia o por necesidad. Cada vez más gente entiende la necesidad de cambiar la manera de comer, y son muchos los motivos por los que pasarse a una dieta Ecológica.

Aunque haya muchas más, enumeramos 8 razones por las cuales deberías pensar un cambio a una dieta orgánica:

  1. Con una dieta Eco, evitas el cóctel estándar de productos de síntesis química, pesticidas y fertilizantes que se encuentran en los productos convencionales. El cambio te hará apartarte de infinidad de químicos que pueden causar estragos en tu salud.
  2. Hay estudios que prueban que los alimentos Ecológicos tienen un aporte más alto de nutrientes, minerales y vitaminas más alto que los alimentos genéticamente modificados y los alimentos que han sido producidos utilizando pesticidas y fertilizantes. Por ejemplo, un estudio de la Unión Europea de 2016 mostró que los niveles de ciertos nutrientes, incluidos los ácidos grasos omega 3, eran hasta un 50% más elevados en la carne y la leche Eco que en las convencionales.
  3. Las granjas Eco son lugares que respetan el bienestar animal. Consumiendo Eco te aseguras de que la carne que comes procede de animales que han vivido dignamente desde su  nacimiento hasta su muerte. Pero no solo eso, sino que son también espacios más seguros para las personas que trabajan en ellos.
  4. Todos los productos Eco son sometidos a inspecciones y controles sin excepción. Los operadores Ecológicos deben ser inspeccionados al menos una vez al año, según establece la Comisión Europea.
  5. La cadena de distribución se acorta. La agricultura Ecológica hace que tanto el tiempo como la distancia en el traslado de los alimentos desde la granja o la huerta hasta las cocinas de las casas y los restaurantes se reduzca considerablemente, ya que, normalmente, proceden de fincas cercanas.
  6. Los alimentos Eco suelen ser mucho más sabrosos que los alimentos convencionales. Y es que la ausencia de productos de síntesis química, pesticidas y fertilizantes redunda en un sabor más auténtico y una vuelta a los orígenes de la alimentación.
  7. Al comer alimentos procedentes de la agricultura Ecológica, se contribuye a fijar población rural en zonas que de otra forma quedarían despobladas en breve. Además, ayuda a tener un planeta más limpio puesto que la agricultura Ecológica no contamina la tierra, ni el aire, ni los acuíferos.
  8. La agricultura Eco se asocia con una mayor biodiversidad, fundamental para la vida en la Tierra, mientras que, por contra, la agricultura convencional se centra en el monocultivo de alto rendimiento y destruye la biodiversidad.

Tags: