Por qué volver a comprar a granel

granel

Por qué volver a comprar a granel

Cada vez son más las personas concienciadas que entran en las tiendas a granel armadas con sus bolsas de tela y sus envases rellenables. Ocurre en los cada vez más presentes comercios de este tipo en barrios de muchas ciudades del mundo, y no con voluntad de mirar al pasado de las tiendas de ultramarinos o colmados sino a un futuro más sostenible. Comprar al peso tiene mucho sentido por razones prácticas y económicas.

Enumeramos algunas de las ventajas por las que deberías plantearte —si no lo has hecho ya— pasarte por un comercio a granel:

  1. Generas menos residuos. Olvídate de las bandejas de plástico, cartones y demás envoltorios superfluos que encontramos en los lineales de los supermercados. Es mucho más sencillo evitar el despilfarro en las tiendas a granel y te evita estar bajando cada dos por tres a tirar la basura.
  2. No te penaliza vivir solo. Al comprar al peso, tú decides qué y cuánto te llevas: no hace falta que te compres un bote entero de cúrcuma si solo se la echas al curry que preparas tres veces al año.
  3. Puedes disponer de una despensa más variada. Al comprar en pequeñas cantidades, tiras menos comida y puedes tener una despensa más heterogénea. Además, te permite probar esos nuevos ingredientes que tanto te apetecen sin miedo a tener que tirar un enorme paquete si no te gusta ni tener que realizar un gran desembolso.
  4. Comes más Ecológico. Las tiendas a granel suelen primar el producto Eco, con todas las ventajas para tu salud que ello conlleva.
  5. Reduces enormemente la cantidad de aditivos. Los alimentos procesados, como son muchos de los productos envasados que se encuentran en los lineales de los supermercados, suelen contener profusión de conservantes, colorantes y otros aditivos, por no hablar de un exceso de azúcar y sal. Además, en muchas ocasiones, uno de sus ingredientes principales es el aceite de palma. Comprando a granel, ves lo que consumes.
  6. Compras con conciencia. Realizas una adquisición más responsable y menos impulsiva, sin caer en las trampas del packaging.
  7. Tu bolsillo lo nota. Al comprar solo las cantidades que necesitas, ahorras.

Cereales, pseudocereales, legumbres, arroz, frutos secos, encurtidos, especias, semillas, harinas… son multitud de ingredientes los que se venden en este tipo de tiendas. Uno de los motores del cambio de este movimiento llamado zero-waste o residuo cero fue una tienda llamada precisamente Granel. Autodenominada como slow shop, comenzó su andadura en 2012 en Vic (Barcelona), y ahora es ya una cadena que cuenta con 16 sucursales, repartidas sobre todo en Cataluña, pero también en Asturias, el País Vasco, Valencia y Menorca.

En cualquier caso, comprar a granel no solo se circunscribe a la alimentación. Los productos de limpieza e higiene también pueden comprarse al peso. 4eco vende en sus ocho tiendas repartidas por la geografía española productos de limpieza Ecológicos a granel. En esta franquicia, cuya idea surgió a raíz del nombramiento de Vitoria-Gasteiz —ciudad en la que nació— como Capital Verde Europea de 2012, se puede encontrar desde quitagrasas y friegaplatos para la cocina hasta lejía y suavizante para la colada pasando por jabones para el cuerpo.

Aunque sigamos teniendo que comprar alimentos con embalajes más o menos aparatosos (o más o menos innecesarios), podemos aportar nuestro granito de arena intentando reducir al máximo estos y escogiendo la opción que menos plásticos y cartones incluya. Y es que, parafraseando el dicho, no es más Eco quien más recicla sino quien menos residuo genera.

Imagen del cuerpo del post tomada en Masala (Burgos)

Etiquetas:
,