¿Por qué celebramos hoy el Día de la Tierra?

bandera dia de la tierra

¿Por qué celebramos hoy el Día de la Tierra?

«Hay sombras oscuras en la Tierra, pero las luces son más fuertes en el contraste», escribió Charles Dickens en su primera novela, Los papeles póstumos del Club Pickwick (1837). Hoy, 22 de abril, millones de personas en todo el mundo celebran un año más el Día de la Tierra y recuerdan que, si no la protegemos, sus sombras cegaran las luces más pronto que tarde.

En 1970 Estados Unidos presenciaba la muerte de Jimi Hendrix, se lanzaba Let it be, a la postre el último álbum de The Beatles y “Bridge Over Troubled Water”, el himno de Simon & Garfunkel, era número 1 en las radios. La guerra estallaba en Vietnam y estudiantes de todo el país se oponían a la barbarie.

Por otro lado, el éxito del superventas de Rachel Carson Primavera Silenciosa (1962) era ya imparable. La bióloga y conservacionista advertía de los peligros de los pesticidas en el medioambiente y culpaba a la industria química de la creciente contaminación. A pesar de las voces en contra —incluso de muchos científicos— este primer libro divulgativo sobre impacto ambiental inspiró una movilización ecologista que consiguió logros como la revisión de la política sobre pesticidas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

dia de la tierra

El Día de la Tierra de 1970 canalizó la energía de las diferentes voces en contra de la guerra de Vietnam y llevó a primera plana las protestas contra la degradación del medioambiente. Su fundador, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró esta cita como respuesta a un terrible vertido de petróleo en Santa Bárbara. Con el fin de crear una conciencia común a a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra, Nelson consiguió que el 22 de abril de 1970 unos 20 millones de estadounidenses tomaran las calles.

Demócratas y republicanos, ricos y pobres, habitantes urbanos y rurales, magnates y sindicalistas: todos se unieron para rendir homenaje a nuestro planeta. «Fue una apuesta, pero salió bien», admitía Nelson. En 1995 obtendría, de la mano del presidente Bill Clinton, la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor otorgado a los civiles en EEUU, por su papel como fundador del Día de la Tierra.

Este año, se celebra el octavo Diálogo sobre armonía con la naturaleza, mañana día 23 en la Sede de la ONU de Nueva York. Este diálogo interactivo es una buena plataforma para tratar temas como la producción sostenible y los patrones de consumo en la Armonía con la naturaleza. Asimismo, el diálogo quiere fomentar que los ciudadanos y las sociedades se conciencien sobre cómo se relacionan y cómo pueden relacionarse con el mundo natural; al mismo tiempo, pretende mejorar los cimientos éticos de la relación entre la humanidad y la Tierra, en términos de desarrollo sostenible.

¡Desde PlenEat te deseamos un feliz Día de la Tierra!

Etiquetas: