Día Mundial del Medioambiente: sin contaminación por plásticos

dia mundial medioambiente

Día Mundial del Medioambiente: sin contaminación por plásticos

Cada año, el Día Mundial del Medioambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. ¿Por qué en este día? Porque era una fecha para celebrar: el 5 de junio de 1972 se celebró en la capital de Suecia la primera gran conferencia sobre cuestiones relativas al medioambiente, auspiciada bajo el paraguas de las Naciones Unidas y conocida como la Conferencia sobre el Medio Humano, cuyo objetivo era forjar una visión común sobre los aspectos básicos de la protección y la mejora del medio humano. La Asamblea General de la ONU aprobó ese mismo año, en el mes de diciembre, que se dedicara esa jornada a la promoción de actividades que reafirmen la preocupación global por la protección del medioambiente.

António Guterres, Secretario General de la ONU, afirma en su declaración oficial de 2018 que «el mensaje de este Día Mundial del Medioambiente es simple: rechaza el plástico descartable. Si no puedes reusarlo, rehúsalo. Juntos podemos trazar el camino hacia un planeta más limpio y verde». La ONU hace, pues, un llamamiento a la población de todo el mundo en favor de un planeta sin contaminación por plásticos.

Cada año se vierten en los océanos 8 millones de toneladas de plástico, lo que amenaza la vida marina y humana, y destruye los ecosistemas naturales. La celebración de este día pretende hacernos conscientes de que nosotros mismos podemos cambiar hábitos en nuestro día a día para reducir la pesada carga de la contaminación de los plásticos en nuestra naturaleza, en nuestra vida silvestre y sobre nuestra propia salud. Si bien es cierto que el plástico tiene diversos usos muy valiosos, dependemos demasiado del plástico de un solo uso o desechable y eso tiene graves consecuencias medioambientales.

infografia plastico
Fuente: ONU Medioambiente

La ONU subraya el abuso de los plásticos descartables, desde las bolsas de un solo uso hasta la botellas de plásticos no reutilizables, pasando por los cubiertos, platos, vasos, maquinillas de afeitar, bastoncitos de plástico, pajitas y muchos otros utensilios que se convierten en residuos poco después de cumplir su función original. Los datos son preocupantes: 660 partículas de plástico ingiere al año cada persona que toma 2.3 gramos de sal al día. El nivel de plástico en el mar es tan alto que alcanza a la sal marina que tomamos. La guerra contra este material no ha hecho más que empezar, pero, poco a poco, nos vamos concienciando del grave problema que supone el derroche de plástico al que hemos estado demasiado acostumbrados. En este blog respondíamos a 6 preguntas sobre el abuso del plástico en nuestra vida diaria.

Etiquetas:
,