Entrevista a Carmen Martínez, nuestra proveedora de frutas, verduras y legumbres

carmen cuesta de patas

Entrevista a Carmen Martínez, nuestra proveedora de frutas, verduras y legumbres

Hoy conocemos a Carmen Martínez, de Cuesta de Patas, una de nuestros magníficos proveedores Eco, que lleva distribuyendo ingredientes a PlenEat desde el pueblo conquense de Campillo de Altobuey, en plena comarca de la Manchuela, desde el inicio de nuestra actividad.

¿Qué ingredientes distribuyes a PlenEat?
Distribuyo frutas y verduras de la huerta de la temporada, también lentejas y garbanzos, azafrán y cordero.

¿Cuándo comenzaste la actividad?
Empecé en el año 1998, con autoconsumo y luego ya fui extendiendo. Con la agricultura en extensivo en el 2004. 

carmen azafran
Carmen con su azafrán

¿Cuáles son los mayores retos a los que te has enfrentado con tu producción Ecológica?
Conseguir más productividad ha sido mi mayor desafío. En agricultura Eco, el campo es un reto en sí mismo… la temperatura, casi rezar para que no pase nada… Que no vengan plagas, que no vengan hongos… Intentar hacer los menos tratamientos posibles y obtener mayor productividad.

¿Qué ocurrió en tu vida para que hicieras el cambio a lo Ecológico?
Empezar a comer. Cuando tuve la oportunidad de plantar un huerto, que es una idea q tenía desde los 22 años, desde que me casé. Cuando planté las semillas por primera vez y tuve pulgón, al sulfatarlo con unas pesticidas, miraba las habas con otra cara… A mí me gustaba ir a la huerta, coger las cosas y comerlas. Entonces, no sabía si comía habas o pesticidas. Un día decidí que lo mejor era no echar nada. Aunque tenía menos producción, esta era de mayor calidad, con la certeza de que lo estaba comiendo era realmente lo que era. Todo tiene como una autogestión. Cuando dejas trabajar a la naturaleza, hay un autoequilibrio – hay insectos que se comen al pulgón, todo se va autoestabilizando. Cuando te vas a comer algo, te das cuenta de lo que te vas a comer. En el supermercado, das por sentado que todo tiene una seguridad, que luego es mentira. Al hacerlo tú, te das cuenta de que eres tú el que decide que come: es una reponsabilidad.

Aunque tenía menos producción, esta era de mayor calidad, con la certeza de que lo estaba comiendo era realmente lo que era.

¿Por qué la demanda de la producción Eco todavía es limitada?
Porque no hay conciencia. Los consumidores no han despertado a la conciencia de lo que están comiendo. Igual que el coche necesita gasolina para andar, no se han planteado nunca de qué calidad es la energía que les da la vida, de qué calidad son los alimentos que llegan a su mesa, Que la energía sea saludable, especialmente en el caso de los animales; es importante saber cómo ha vivido ese animal. Cuando alguien come, no se plantea cómo come, en su cabeza hay otras prioridades, antes que el comer.

Es verdad que es más caro, porque la producción es más cara, pero la gente no se ha dado cuenta de que la comida es energía. Consume muchas cosas, pero esta no se han dado cuenta de que es lo importante. Hasta que no hay enfermedad. Una vida más saludable en cuanto a lo que comes, lo que bebes, repercute en tu vida.  Es importante experimentarlo, antes de que te lo cuentes, poder tener la experiencia. Dejas de tener acidez, mejores digestiones, no te sientes pesado… esa parte es la de conciencia que digo yo, de pararte a pensar cómo estás.

carmen cordero
Los corderos que cría Carmen

¿Qué papel juegan las grandes cadenas de supermercados e hípers en la producción Eco?
Lo que hacen es lo que hacen con todo: apretar al productor para bajar los precios para que al consumidor le llegue más barato. Si el producto llegara del productor al consumidor directamente, sería más barato y habría muchos más consumidores. La ganancia no es para mí, ni para el consumidor, sino para el intermediario. Si el consumidor pudiera comprarme las lentejas directamente ahí, estaría ganando. Perderían las grandes cadenas. En este mundo, son las cadenas las que ponen en contacto a tanta gente. El productor y el consumidor siempre acaban perdiendo.

Cuando dejas trabajar a la naturaleza, hay un autoequilibrio, todo se va autoestabilizando

Si fueras la propietaria de una gran cadena, ¿qué harías para impulsar el consumo de la alimentación Eco?
Equilibrar para que todos ganasen, pero todos en la misma medida, que el productor ganase, que la cadena ganase, que todos ganasen.