Essen, Capital Verde Europea 2017

Essen

Essen, Capital Verde Europea 2017

«Experimenta el milagro verde» es el lema de la Capital Verde Europea de este año, Essen. Los esfuerzos por dejar atrás su pasado minero reconvirtiendo la ciudad en un sitio mucho más limpio y habitable la han hecho merecedora de ser la embajadora de la vida urbana respetuosa con el medioambiente en Europa. Además, se ha erigido como modelo para otras urbes en proceso de cambio y reinvención.

Grugapark

Con 577 000 habitantes, Essen es la novena ciudad más grande de Alemania. Situada en el corazón de la cuenca del Rin, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia —cuya capital es Düsseldorf y su ciudad más grande, Colonia—, fue el mayor centro minero de Europa hasta finales de los 80. El cierre de las minas la llevó a un proceso de reinvención. Recuperó parques como el Grupapark, creó corredores ecológicos y rutas ciclistas y potenció una batería de prácticas y procedimientos que potencian y protegen la naturaleza circundante y su biodiversidad.

Essen es la tercera ciudad alemana más verde, con más de 3000 hectáreas de parques y espacios verdes. En 2020, cualquiera que sea el espacio de la ciudad en el que te encuentres, estarás a un máximo de 500 metros de un espacio verde. Asimismo, la ciudad tiene programas para reducir drásticamente el desperdicio de agua y participa en iniciativas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

essen
Vista aérea de Essen

Los orígenes de la ciudad se remontan al siglo IX, cuando se construyó en la zona una abadía femenina, pero vivió su máximo esplendor cuando las minas de acero y carbón comenzaron a explotarse en el siglo XIX por la familia Krupp. De ese pasado queda el Zollverein, un enorme complejo minero con el mítico pozo 12, un icono de la arquitectura industrial moderna, cerrado en 1986 y reconvertido en un gran centro cultural y de ocio. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2011 y allí se celebran hoy conciertos y otros espectáculos.

Probablemente el edificio más conocido de Essen sea la Villa Hügel, un palacio de 269 habitaciones, que fue residencia de Alfred Krupp y que quedó para la posteridad gracias a Luchino Visconte y su emblemático filme La caída de los dioses. Desde 1953, el palacio se utiliza para celebrar conciertos de música clásica y exposiciones.

La Burgplatz es el corazón de la ciudad, donde se encuentra la catedral de estilo gótico, reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial. La Kettwiger Strasse, la primera calle peatonal de Alemania, atraviesa el centro y llega hasta la Marktkirche, iglesia protestante de Essen, con un coro de cristal azul. Cerca queda el ayuntamiento, un edificio de 1979 de 22 pisos; la antigua sinagoga, la más grande de Alemania, destruida en la noche de los Cristales Rotos en 1938; el teatro Aalto, diseñado por el arquitecto finlandés homónimo, y la Filarmónica. Essen es además la sede del Museo Folkwang, una de las colecciones de arte más importantes del país, con obras de Renoir, Monet, Braque, Gauguin, Cézanne, Picasso, Pollock, Dalí, Munch y Warhol.

Essen

La ciudad neerlandesa de Nimega será la capital europea verde de 2018. Mientras tanto, Essen te espera.