¿Qué es ser flexitariano?

flexitariano

¿Qué es ser flexitariano?

Un 17% de la población se identifica como flexitariano en España según el tercer Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias. Además, el 43% de los españoles ha reducido en el último año el consumo de carne roja o ni siquiera la ha probado.

Pero, ¿qué es ser flexitariano? Estamos hablando de un tipo de alimentación basada en una dieta vegetariana, pero sin renunciar al consumo ocasional de carne y pescado. El término proviene del inglés flexitarian, de la unión de los términos flexible y vegetarian, y fue acuñado por la American Dialect Society de Estados Unidos para definir a las personas que siguen este tipo de dieta flexible.

La alimentación de los flexitarianos está basada en vegetales, huevos y lácteos combinados con cereales, legumbres, frutos secos, semillas y tubérculos. Ello no es óbice para que de vez en cuando coman carne o pescado. La clave está en que la carne o el pescado no sean los protagonistas del plato, sino que complementen a alimentos de origen vegetal, y que provengan de la ganadería ecológica que respeta el bienestar animal, está libre de antibióticos y hormonas y es alimentada con piensos ecológicos certificados.

Según el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, un régimen flexitariano puede llegar a reducir el riesgo del cáncer. También la Asociación Americana de Dietética y la Asociación de Dietistas de Canadá se han declarado a favor de la dieta flexitariana como una opción saludable para prevenir problemas de sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

flexitariano

Por su parte, la Universidad de Oxford ha publicado el Estudio Prospectivo Europeo en Investigación sobre Dieta y Cáncer, donde se desvela que las personas que siguen este tipo de dieta tienen ventajas similares a las que siguen una dieta vegetariana estricta en cuestión de peso y salud cardiovascular. Además, son más longevos que los no vegetarianos, con una media de 3.6 años más de vida.

Por último, otra de las ventajas que arguyen los defensores de esta dieta es que resulta más fácil de seguir ya que no incluye el impedimento de encontrar una opción vegetariana o vegana en algunas ocasiones al comer fuera de casa. El flexitarianismo ayuda asimismo a la sostenibilidad del planeta, pues pescar o producir carne tiene un coste ecológico mucho más alto que cultivar vegetales, por lo que resulta una opción sensata para las personas preocupadas por el futuro del planeta pero que no quieran renunciar a la carne por completo.

En definitiva, el flexitarianismo es una dieta con cada vez más adeptos. Aunque puede que esta tendencia foodie no sea tan nueva. Nuestros abuelos, en unos tiempos en los que la carne era poco menos que un lujo, tal vez fueran flexitarianos y no lo sabían.

Fuentes:
«Flexitarianos.» Gente. Jan. 2017: 118-19. Print.
Villegas Martín, Almudena. «Ni Carnívoro, Ni Vegetariano… ¿y Si Eres Flexitariano?» El Mundo. Unidad Editorial, 15 Nov. 2016. Web.

Imagen:
Hotel Masqui The Energy House