Landalore: cosméticos eco para todos

landalore

Landalore: cosméticos eco para todos

Hoy os hablamos de Landalore, una pequeña empresa de cosmética certificada 100% Ecológica y vegana con la que tenemos el placer de colaborar en nuestro nuevo sorteo junto a Rusticae

Mari Luz Iñarra, licenciada en Biología y en Ciencias Ambientales, fundó su proyecto vital, Landalore (‘flor de campo’ en euskera) en abril de 2014. Se trata de la primera —y por el momento única— empresa de productos cosméticos artesanales con certificación Ecológica de Euskadi. Además, están certificados por BioInspecta en la categoría I (la que da fe de que más del 90% de ingredientes sean Ecológicos certificados).

landalore
Mari Luz Iñarra en una imagen de Amaia Aparicio Fotografía

Pero, ¿dónde se sitúan los orígenes de Landalore? Mari Luz no es solo una apasionada de la biología, sino también de la cooperación internacional. Durante casi tres lustros, volcó sus fuerzas en impulsar las economías emergentes de países en vías de desarrollo, sobre todo, de América Latina. En 2010, cuando trabajaba en el Foro Rural Mundial, partió a Centroamérica. Allí, cuando buscaba alianzas de cooperación con políticos, directores de área, líderes campesinos…, una lideresa de Costa Rica le enseñó la producción de cosmética natural que elaboraban las mujeres en la montaña. El proceso iba desde el cultivo Ecológico de plantas aromáticas y medicinales hasta la transformación, la comercialización e incluso la exportación hasta países de Asia: el ciclo Ecológico desde el inicio hasta el final. A Mari Luz le fascinó y se convirtió en la chispa que encendió Landalore.

Mari Luz decidió entonces contribuir al desarrollo local en su pueblo, Getxo, en Vizcaya. Sin embargo, las trabas burocráticas, los requisitos sanitarios… hicieron que tardara cuatro años en lanzar definitivamente la empresa. En ese ínterin, completó su formación en cosmética y realizó un postgrado en Seguridad Alimentaria, cuyas prácticas la llevarían al departamento de Calidad de una empresa, donde aprendió sobre controles, análisis, etc., lo que le dio el empujón definitivo para lanzar Landalore.

Todo ello hasta llegar a la apertura en noviembre del año pasado de un nuevo laboratorio más grande y una tienda en su pueblo, Getxo. Todos sus cosméticos son elaborados de forma artesanal a partir de extractos vegetales y aceites, mantecas y ceras de origen vegetal procedentes de productores con certificación de agricultura Ecológica. En su laboratorio, utiliza extractos de caléndula, romero o lavanda, aceites de oliva, de jojoba, de almendras dulces; aceites esenciales de naranja, lavanda o romero; manteca de karité, cera de carnauba… Por descontado, sus productos no son en ningún caso sometidos a pruebas en animales. 

landalore
Cesta que sorteamos en colaboración con Landalore y Rusticae

Siempre en la búsqueda de materia prima Eco, vegetal y de primera prensión en frío, Mari Luz sigue los principios de sostenibilidad priorizando que la mayoría de sus ingredientes sean de proximidad. Cuando esto no es posible, Mari Luz opta por materia prima procedente del comercio justo. Asimismo, los materiales que utiliza para envolver sus productos son reciclados y reciclables, como el papel y el celofán. La última incorporación a su pequeño pero creciente catálogo es el contorno de ojos en formato roll-on con aceite de borraja.

La perspectiva de Mari Luz hace que sus productos tengan un precio asequible y es que, como ella afirma, todo el mundo debería poder tener acceso a los productos Eco, y que la cosmética fuera —al menos la suya lo es— no exclusiva sino inclusiva. Sus productos se pueden comprar, además de su tienda en la calle Euskal Herria 17 de Getxo, en varias tiendas del País Vasco y a través de la tienda online de su página web.

landalore
Etiquetas:
,