«Mindful eating» en 4 pasos

mindful eating

«Mindful eating» en 4 pasos

Comer con conciencia, así como en el mindfulness, hace que nuestro cerebro sea capaz de recibir las diferentes señales que nuestro sistema digestivo envía, haciéndonos saber cuando estamos saciados y, por ende, evitándonos el comer en exceso. Diversos estudios han demostrado que un mindful eating mejora la digestión, regula nuestro apetito y, además, nos hace disfrutar más de la comida. He aquí los cuatro pasos a seguir para comer a lo mindfulness:

  • Escucha a tu cuerpo.
    Sé capaz de reconocer las señales que te envía tu cuerpo cuando te sientes hambriento o cuando la hora de comer esté cerca. Es bueno saber tolerar un cierto grado de hambre, para evitar elecciones precipitadas y, posiblemente, poco sanas. Por otro lado, hemos de darnos cuenta si la fuente del hambre es la necesidad física de alimentarse, o está asociada a otros factores como el aburrimiento, cambios de humor u hormonales, estrés…

  • Sé la lista de la compra.
    Es importante no dejarse llevar por factores como el hambre, los paquetes familiares o las grandes ofertas. Lleva contigo una lista con lo que necesites, observa los alimentos, su procedencia y virtudes. Y no te olvides de los beneficios que propicia comer Eco.

  • Ama lo que cocinas.
    Dedica el tiempo necesario a cada comida y sobre todo ponle una pizca de amor: disfrutar cocinando hace que el placer aumente cuando estamos degustando el plato. A la hora de comer, aleja de ti las distracciones, di adiós a pantallas, a Whatsapp y a la actualización de la bandeja de entrada del email.

  • Come con los sentidos.
    No importa dónde estés o lo que estés comiendo. Siéntate y relájate: pon todos tus sentidos en aquello que tanto deseas y empieza a disfrutar del compendio de olores y sabores que nutren y sacian tu cuerpo para llenarte de energía un rato más.

Etiquetas:
,