PlenEater: Pablo Puyol, ser vegano en un mes

PlenEater: Pablo Puyol, ser vegano en un mes

Esta vez, nos sentamos a comer con Pablo Puyol, el cantante y actor malagueño, en nuestra cafetería de Impact Hub Piamonte. Ha participado en La que se avecina y en Tu cara me suena de Antena 3. Protagonista de la obra Muerte en el Nilo, de Agatha Christie, que se ha presentado en el Teatro Amaya y de la obra Venidos a menos, un show musical que ha escrito junto con su compañero Daniel Ordinas. Asegura que lo más complicado de ser vegano es comer fuera de casa. Pero quizás lo peor es “aguantar” a sus amigos de toda la vida, que después de 5 años siguen sin entender el porqué de su conversión al veganismo.

Nos han comentado que eres vegano desde hace algún tiempo, te gustaría comentarnos ¿cómo acabaste siendo vegano? ¿cómo fue el proceso y si hubo algo que resultase más complejo?

Acabé siendo vegano porque empecé a ver documentales sobre el maltrato de los animales en las granjas avícolas y ganaderas, mientras más documentales veía y más información tenía, me daba cuenta que no podía ser parte de esto. Me parece terrible el trato que se da a los animales en la industria. 

Soy vegano desde hace 5 años, tomé la decisión en el mes de septiembre de ser vegetariano, y en octubre, me convertí a vegano. Dejé de comer carnes y alimentos derivados de los animales cuando acabé toda la comida que tenía en el refrigerador.

A partir de ese momento, seguí cocinando y comiendo lo que comía normalmente, pero sustituyendo la proteína animal por una de origen vegetal, como la soja texturizada o similares, la verdad no fue nada complicado para mi.

 ¿Crees que podamos cambiar el mundo transformando nuestra forma de comer?

Nuestra forma de comer está destruyendo el mundo. No tengo hijos, pero siempre pienso en qué le vamos a dejar a las generaciones futuras, si estamos acabando con el planeta. Cambiar mi forma de alimentarme es mi forma de contribuir a que esto no siga así.

Yo no digo que todos seamos veganos; pero con que consumiéramos la carne y el pescado que realmente se debe comer, los animales vivirían mejor. Somos omnívoros y nos hemos convertido en carnívoros. Es absurdo e insano. No juzgo a la gente que come carne, todo lo contrario, sólo que considero que no necesitamos comer las cantidades de proteína animal que se están consumiendo hoy en día.

En promedio, una persona come proteína en el desayuno, comida y cena; cuando realmente la cantidad que necesita, es el equivalente a su peso en gramos, es decir, si pesas 70kg deberías consumir 70g, no más de eso.

Si todos ajustásemos el consumo de proteínas a la cantidad que realmente necesitamos, la industria cárnica podría criar a los animales en condiciones más justas y apropiadas, y no de la forma que está ocurriendo hoy en día.

¿Qué te decían tus amigos cuando tomaste esta decisión?

Se reían mucho de mi y continúan haciéndolo, cuando salimos y quedamos a comer, siempre dicen: y a éste ¿le damos un nabo? (risas). 

¿Cómo haces para mantener una dieta equilibrada siendo vegano? ¿Nos das algunas recomendaciones?

Me documenté mucho cuando empecé a ser vegano, leía mucha información de diferentes fuentes, porque debes investigar y revisar buenas fuentes para tener tu propio criterio. Siempre me ha interesado el tema de la nutrición, por lo que siempre he bicheado mucho sobre estos temas. Con toda la información, fui creando platos que me diesen el aporte nutricional que necesito para tener una dieta sana y equilibrada.

¿Te gusta ir a la compra y cocinar? ¿Cuál es tu receta vegana favorita?

La verdad soy bastante cocinillas y por eso tampoco se me ha hecho tan difícil cambiar mi forma de comer. Mis platos favoritos son: la paella de verduras, que esté bien hecha; el seitán con curry de verduras; y me gusta preparar ensaladas muy bestias, con canónigos, frutos secos, setas y vegetales variados.

¿Cómo de presentes están los productos ecológicos en tu cesta de la compra?

En Málaga tengo una finca en Almayate, que tiene plantaciones de tomates, granada, mango, papaya, higos, aguacates, etc, casi todo lo que consumos es de allí. De esta zona son los mejores aguacates de España y la mayor parte de la producción se exporta a otros países de Europa.

En los rodajes ¿es fácil mantener una dieta estrictamente vegana? Y en Madrid, ¿cuáles son tus restaurantes favoritos?

Definitivamente, lo más difícil de ser vegano, es cuando estás viajando por trabajo. En España es difícil conseguir opciones veganas en los bares, sobre todo en las ciudades más pequeñas, no hay un plato que no incluya un poco de cerdo o carne.

Dos de mis restaurantes favoritos de Madrid son: Viva Burger, en la Plaza de la Paja, tienen la hamburguesa Blue, que está increíble; y El Vega, en la calle de la Luna.

Y ya para cerrar ¿nos cuentas en qué proyectos profesionales andas ahora?

Estoy trabajando en la obra de teatro Muerte en el Nilo, de Agatha Christie y la obra Venidos a menos, un show musical que he creado y escrito junto con Daniel Ordinas. Esta es una sátira con mucho humor negro, que toca temas políticamente incorrectos, desde religiosos, pasando por la política hasta el amor, es una obra para reirse mucho.