¿Tienes claro qué comer cuando te estás resfriando?

¿Tienes claro qué comer cuando te estás resfriando?

maria kindelan

María Kindelán

Especialista en Nutrición Energética y Salud Digestiva

El exceso de cansancio y de alimentos fríos, azucarados y lácteos se manifiestan en mucosidades, irritación de garganta y cuerpo frío. Si estás en fase de notar los primeros síntomas, estás a tiempo todavía de cortarlo.

Solo tienes que descansar y reforzar tus defensas con alimentos sencillos, ecológicos, libres de químicos y aditivos, que te nutran interiormente, a base de sistemas de cocción que aporten calor interior, buenos caldos, sopas, estofados de legumbres y verduras, semillas, repollo, limón, condimentos salados y té de jengibre.

Sin embargo, cuando ya te lo has cogido del todo, el propósito es el contrario: ayudarlo a salir, sin querer eliminar los síntomas de golpe. Los alimentos que ayudan en este caso son aquellos de energía expansiva, como por ejemplo, la cebolla, el ajo y el puerro.

La cebolla ayuda a eliminar mucosidades gracias a su efecto antinflamatorio, analgésico, desintoxicante y expectorante. Eso sí, hervida pierde todo su poder antibiótico. El ajo es un gran estimulante del sistema inmunológico y un magnífico antimicrobiano, y el puerro es un excelente antibiótico natural adecuado para combatir microorganismos intestinales.

Es importante llevar una alimentación sencilla a base de verduras cocidas, al vapor, o en cremas, caldos caseros, cereales en texturas secas, proteínas vegetales, algas y fruta cocida. Es recomendable quitar los lácteos mientras duren los síntomas, puesto que solo generarán más mucosidades en el organismo. Y, únicamente cuando hay fiebre, no hay que obligarse a comer, sino respetar el proceso del cuerpo hasta que elimine las toxinas que no necesite, bebiendo a menudo para no deshidratarse.

Por último, la equinácea, el própolis y el té de tomillo con limón no pueden faltar durante esos días de recuperación.

Etiquetas:
,