RECOMENDACIONES PARA CALENTAR TU COMIDA 100% BIO

PlenEat te sirve platos cocinados sólo unas horas antes de su entrega, abatidas al instante en su punto de final de cocción para la máxima conservación de sus propiedades nutricionales (*).

Por ello recomendamos calentarlas con sistemas que eviten al máximo la desvitalización del alimento y que mantengan su sabor, frescor y aporte nutricional:

v  Sopas y cremas: calentar en un cazo dando vueltas durante 3-5 minutos, y retirar antes de ebullición.

v  Segundos platos: calentar en horno convencional a 160 grados, entre 10-20 minutos, según composición, hasta que quede calentado por todas partes.

v  Algunos segundos, tipo noodles o sándwiches, se pueden calentar en planchas o sartenes.

v  Evita el plástico y sartenes de teflón o aluminio que desprenden tóxicos para el organismo. Recomendamos: sartenes de cerámica, ollas de barro, hierro colado, acero inoxidable, titanio o vidrio.

(*) Recomendamos consumirlos en las siguientes 24 horas para evitar la pérdida natural de nutrientes y vitalidad del alimento .

SOBRE EL MICROONDAS

·  Tiene la particularidad de destruir en cuestión de segundos gran parte de los micronutrientes de los alimentos (muy especialmente los antioxidantes de la verdura o fruta, que es lo primero que se destruye en un microondas), siendo el sistema de calentamiento que más lo desvitaliza.

·  Este sistema de calentamiento también destruye más encimas. Sería como tomar alimentos “sin vida”, sin energía…

·  Las ondas electromagnéticas calientan haciendo vibrar las moléculas de agua de los alimentos y esa fricción de las moléculas que genera calor desde el interior hacia el exterior altera su estructura química. (Fuentes: Doctoras Odile Fernández, autora de Alimentación anticáncer, Montse Bradford y la bioquímica Olga Cuevas).

 

PAUTAS A SEGUIR EN CASO DE NO PODER EVITAR USAR EL MICROONDAS, POR SER EL ÚNICO SISTEMA DISPONIBLE:

·  Calentar en recipientes de cerámica o cristal preferiblemente, nunca en plástico.

·  No tapar con plásticos la comida, mejor con otro plato de cerámica encima.

·  Calentar a temperatura media, no máxima, y minimizando tiempos.

·  Cuando el calor no se distribuye por igual en toda la comida, algunas bacterias podrían sobrevivir y causar malestares gastrointestinales. Para evitar este posible daño para la salud, se recomienda dejar reposar la comida unos minutos antes de sacarla para que el calor se distribuya uniformemente. 

 

Consejos de los especialistas de la Harvard Medical School para utilizar bien el microondas aumentando la seguridad de los alimentos.